Necrológica

Con profundo pesar comunicamos a todos nuestros hermanos el fallecimiento de nuestro hermano D. Julián López Martín.

Julián ha fallecido a los 84 años de edad y era hermano de nuestra cofradía desde hace 65 años, contando con el número 19 de antigüedad en el momento de su fallecimiento.

Julián era un activo miembro de nuestra Hermandad y un fiel y muy querido vecino de la feligresía de San Esteban en la que nació y donde vivió la mayor parte de su vida. Perteneció a la Junta de Gobierno durante muchos años, desempeñando los cargos de segundo prioste entre el 25 de junio de 1971 y el 30 de junio de 1972, segundo mayordomo entre el 30 de junio de 1972 y el 30 de junio de 1975, teniente de hermano mayor desde el 30 de diciembre de 1980 hasta el 18 de octubre de 1983, segundo mayordomo nuevamente desde esa última fecha hasta el 30 de junio de 1987, primer mayordomo desde el 30 de junio de 1987 hasta el 20 de junio de 1995 y Hermano Mayor desde esa fecha hasta el 31 de diciembre de 2004. Durante su mandato el paso de la Virgen de los Desamparados estrenó nuevos respiraderos en plata de ley (1997), también se adquirió la actual casa de Hermandad (1998) y finalmente se sucedieron tres hitos importantes en la historia de nuestra corporación como son la salida de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje en el Vía Crucis de la hermandades (13 de marzo de 2000), la celebración del 75 aniversario fundacional de la Hermandad (2001) y finalmente la salida extraordinaria de la Santísima Virgen a la actual sede del Parlamento de Andalucía, donde se celebró el Solemne Pontifical conmemorativo del LXXV aniversario de la bendición de su imagen.

Sus restos mortales están siendo velados por sus familiares en su domicilio y, a causa de las actuales circunstancias, se ruega que, en la medida de lo posible, hagan llegar a la familia sus condolencias a través del correo electrónico de la Hermandad y de sus redes sociales. No obstante, su Hermandad de San Esteban, junto a su viuda e hijas, quieren despedirlo a partir de las 18:00 horas de esta tarde en la Casa Hermandad de la calle Juan de la Encina, número 1, cuya realidad él hizo posible. Dadas las limitaciones impuestas por las autoridades civiles en cuando a la concentración de personas en lugares cerrados, solo 15 personas podrán acceder a la Casa Hermandad a la vez, por lo que se ruega a todos los que deseen expresar personalmente sus condolencias a la familia la mayor diligencia a la hora de permanecer en la Casa Hermandad, y paciencia en la espera para poder acceder a ella, con el fin de cumplir la normativa vigente, rogando eviten la concentración de personas en las inmediaciones de la Casa Hermandad. La Misa de córpore insepulto tendrá lugar mañana domingo a las 12:00 horas en la iglesia de San Esteban y será retransmitida en directo a través del canal YouTube de la Hermandad, ya que el aforo máximo de nuestra iglesia con las actuales restricciones es de 50 personas.  Una vez concluya el estado de alarma, la Hermandad, de acuerdo con su familia, ofrecerá una Misa funeral por el eterno descanso de su alma.

Desde aquí, el Director Espiritual, el Hermano Mayor y la Junta de Gobierno de la Hermandad, en su nombre y en el de todos los miembros de la Corporación, desean expresar a su viuda, NHD.ª Rosario Martínez Ruiz, a sus hijas D.ª Esperanza, NNHH D.ª Charo, D.ª Eusebia, D.ª Lole, D.ª Inmaculada y D.ª Cristina, hijos políticos, nietos y al resto de familiares y amigos, el testimonio de la más sincera condolencia, por tan sensible pérdida, acompañándolos con todo nuestro cariño y afecto.

Rogamos se eleven oraciones al Señor de la Salud y Buen Viaje, para que el alma de nuestro querido hermano Julián sea por Él recibida con gozo, y a la Santísima Virgen María Madre de los Desamparados para que conforte a su familia, y les ayude en tan doloroso trance.

Dale, Señor, el descanso eterno, acógelo en tus brazos infinitos de misericordia y dale en tu Reino la vida y el gozo perpetuos. Madre de los Desamparados intercede por nuestro hermano ante tu divino Hijo y que su familia encuentre en ti consuelo y esperanza”.